Cuidados básicos de gatos

Cuidados básicos de gatos

Los cuidados básicos de gatos deben ser realizados tanto por sus dueños como por su cat-sitter o persona que cuida de ellos.

Algunas necesidades varían según la edad, sin embargo, los cuidados generales son los mismos.

Agua

El agua y la comida son parte esencial de los cuidados básicos de gatos.

El agua debe ser cambiada con frecuencia, una o dos veces al día.

Ya que la prefieren fresca y también porque al usarla, su saliva se va mezclando con el agua (y deja de ser solo agua).

Coloque varias opciones de recipientes en diferentes lugares de la casa, para ver en dónde prefiere su gato la ubicación.

Si su gato no aprueba la taza de agua en donde está ubicada, buscará otras opciones, como el lavamanos, la pila de la cocina o la lavandería, el baño o el inodoro.

Si va a salir y su gato queda solo por uno o dos días, deje más recipientes con agua adicional, ya que es importante que tenga agua disponible siempre.

El tamaño del recipiente y las porciones van variando según la edad o tamaño del gato.

De igual forma, si cuenta con una fuente eléctrica, que mantiene el agua en movimiento, procure limpiarla con regularidad, una o dos veces por semana.

Además, es necesario mantener la fuente con agua, ya que, de lo contrario, se podría quemar el motor e incluso, ocasionar un incendio accidentalmente.

Usualmente, es mejor separar el agua de la comida, ya que en el ambiente natural del gato, si están juntos, suele estar contaminado, por ejemplo, un animal muerto en un río o lago, que ensucie el líquido.

Alimento

La comida también debe ir según la edad y el peso del gato.

Alimento para cachorro (gatitos) si es menor de un año y para adulto si es mayor del año.

Así como, algunas opciones especiales de ser el caso, por ejemplo, adultos mayores, deficiencia del hígado y gatas embarazadas.

Procure seguir las indicaciones veterinarias con respecto a las cantidades adecuadas, para evitar tanto el sobrepeso como la falta de peso.

Si el gato no recibe suficiente en su hogar, tratará de buscar en otro lugar.

Sirva la cantidad apropiada para el día. Puede dividirla en dos porciones, para servir una en la mañana y otra en la noche.

Ya que, es su naturaleza comer poco pero en varias ocaciones durante el día y la noche.

Si fuera el caso que, por el clima, la comida del día ya para la noche esté suave o dura, aunque limpia, puede volver a colocarla con el resto del alimento.

Así recupera un poco de textura y olor, además de evitar desperdicios innecesarios.

También, esto aplica para gatos con la costumbre de no terminar el alimento en su plato, sino que piden más, aunque tengan algo en el plato.

Evite basar la alimentación en atún de gato, ya que necesita el alimento sólido. A menos que, sea por indicación del médico veterinario.

Busque opciones de comida según su presupuesto y de ser posible, prefiera un alimento tipo premium o superior.

Esto debido a las proteínas de mala calidad, utilizadas en las opciones regulares, que incluyen los desechos, como las patas, el pico, las plumas, etc.

Estas prácticas son comunes en las marcas de comida para gatos, que se encuentran en los supermercados.

¿Sabía que es posible ordenar alimento para gato por Uber Eats?

Arena

La caja de arena también requiere un cuidado diario.

Debe limpiarse una o dos veces al día.

La dimensión debe ser acorde al tamaño del gato o la cantidad de gatos.

Si el gato no la usa, seguramente es porque no le gusta, ya sea por su ubicación o sus condiciones.

En ese caso, vaya realizando cambios hasta encontrar el balance correcto.

Trate de cambiarla de sitio, revise que esté limpia o también podría sustituir el tipo de arena.

Separe la caja de arena del sitio del alimento, ya que no la usará si está cerca.

Si el gato tiene acceso al jardín o alguna jardinera o macetero, es probable que prefiera el uso de la tierra.

En caso de contar con poco espacio, puede utilizar una caja de arena para interiores, que es cerrada o con una tapadera.

Otra opción, es buscar algo doble propósito, como una mesita/ arenera.

Juego

Los gatos son muy juguetones, en especial cuando son cachorros.

Todos tienen necesidad de juego y movimiento, sin importar la edad.

Si el gato se aburre con frecuencia, es probable que empiece a hacer «diabluras» o travesuras y portase mal.

Es importante disponer de un área de juego o de juguetes que pueda utilizar.

Muchos de los juguetes, deben ser manipulados por el humano, ya que el gato se aburre por la falta de movimiento del juguete.

Pruebe con diferentes opciones, para encontrar lo que más le guste a su mascota.

Gastar dinero no es necesario, podría ser hasta un simple cordón.

Les encantan los juguetes que puedan perseguir o que se muevan con rapidez.

Dedique unos minutos cada día para divertirse con su gato.

Si su gato no gasta la suficiente energía durante el día, es probable que no le deje dormir, ya que estará más activo.

También, si tiene ataques de energía, donde corre de pronto por todas partes, es por necesidad de sacar la energía de su cuerpo.

Si un gato se siente seguro en su hogar, es probable que duerma «panza arriba», mostrando su parte más vulnerable, su estómago.

Estos felinos son animales de compañía, suelen vivir en manada y sería mejor para ellos no ser «único».

Sin embargo, si su gato no tiene más compañía animal, es aún más relevante que su humano responsable (o humanos) le hagan compañía.

Por esta razón, si su gato va a estar solo por más de dos días, es recomendable buscar a un cat-sitter o «niñera» de gatos.

Otros cuidados básicos de gatos

Rascador

El gato debe contar con algún rascador o lo buscará por su cuenta.

Les encanta tener un sitio para rascar cerca del lugar donde comen y de donde duermen.

Ya que, les sirve para estirarse y para afilarse las uñas.

Puede ser algo de cartón corrugado o mecate.

Evite que le rompan los muebles de sala y cama, facilitando otras opciones a su mascota.

Cepillado

Es importante que le acaricie y le peine.

El cariño es importante y necesario para ellos, tanto dar como recibir.

Su pelaje luce mejor si lo cepilla con constancia, adicionalmente, colabora a que se hagan menos bolas de pelo en su garganta y estómago.

Por esto, es ideal contar con un cepillo de acuerdo al tipo de pelo del gato, ya sea corto, mediano o largo.

Descanso

Los gatos duermen más de 15 horas diarias, por lo que, tener un lugar cómodo para el descanso es muy importante.

Usualmente ellos eligen el sitio que más les agrade en el hogar, que no necesariamente concuerda con la opinión del dueño.

Si su gato usa algún lugar que no le parezca, puede tratar de disuadirlo impidiéndole el paso o colocando un paño o cobija que sea para su uso.

De tener alguna cama especial para el gato, trate de colocarla donde él o ella elijan. A ver si es de su agrado.

Salud

Visite con regularidad al médico veterinario, para que su gato siga el protocolo de vacunas, cuente con desparacitación y anti-pulgas.

Por último, tal como sucede con los niños, los gatos crecen con las costumbres que les sean inculcadas.

Tampoco entienden la violencia, así que, por favor, no los agreda físicamente.

Si debe corregirlo, utilice un atomizador con agua.

Por lo que, si no desea un hábito en el gato adulto, no lo consienta al gato desde un inicio.

La raza o ascendencia del gato puede influir en su comportamiento y hábitos.

Cada gato es diferente, solo debe poner atención y lo irá conociendo cada vez más.


Lea más sobre cuido de gatos en la sección de Gatos y sigue mi tablero de Gatos y Cat-Sitting en Pinterest.

Cuidados básicos de gatos
Categorías: Gatos

Helen Bogantes

Mercadóloga, viajara, cat-sitter y minimalista.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *